Amor en los tiempos de cólera

Publicado: febrero 6, 2012 en General

Esta gran obra de García Márquez me hizo pensar en la razón de un montón de sentimientos por los que pasamos a lo largo de nuestras vidas, en especial el más importante: el amor. Para muchos una simple cursilería inventada por los hombres para llevar mujeres a la cama, para otros un catalizador de tremenda fuerza. Para mí un sentimiento necesario para alimentar las ganas de vivir. García nos habla en su obra del amor humano y la fuerza que esta da a un hombre para mantener virgen su corazón y esperar a su amada durante 53 años 7 meses y 11 días. Años en que no fue más que un recipiente vacío de amor en el que las mujeres encontraban un refugio seguro y tanto éxito causaba su pena que al final sumó 623 mujeres en su haber. Pero jamás, pese a haber gozado con mujeres de toda condición, pudo calmar la inquietud de su corazón. “Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas, que estas cosas no duran toda la vida” le decía su madre.  Y lo mismo pienso yo. Ya que estamos en el “mes del amor” no puedo ser más que un entusiasta promotor de perder el miedo a vivir, el miedo a amar. Fascinan siempre las historias de amor que se desenvuelven en circunstancias tan adversas, no sólo hablo del amor de pareja sino del amor humano en esencia.

Probablemente el dolor de una separación sea equivalente a una muerte lenta en quienes han amado con toda pureza de corazón así como para otros no es más que la molestia de su conciencia por haber sido la otra mitad. Es ese dolor en que cimentamos nuestras habilidades de buenos o malos amantes, es ese dolor combinado con el amor dado y recibido con el que escribimos nuestro manual inconsciente del amor.

Conozco personas que se pasan la vida en búsqueda de ese sentimiento vital, otras que han tropezado con ella de alguna forma y unas cuantas que cuando lo ven huyen por miedo. Es decisión individual de cada uno elegir que personaje ser, pero no se puede estar en un limbo y no ser nada.

Leo estados de hermosas mujeres que proclaman “lo mierda que es el amor” y a algunas de ellas las conozco y puedo asegurar que son víctimas de hombres que basan sus relaciones en una mera actividad física, unos que otros con contenido “accesorio” de amor. No tiene ningún sentido más que el seguir cavando hondo en el vacío de sus almas y el de las mujeres que lastiman.

Este 14 de febrero es una fecha marketinera que da pie a que los hombres sean obligados a dar un detalle especial a la mujer que “aman” o “quieren”.  Una fecha en que sale ganando el que prioriza la lucha por una felicidad auténtica de esa persona.

El riesgo es vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s